De los papeles de un baulito chino y algo más

  

Caja de zapatos

 

  

Un cromo repetido 

 

 

Primera partida

Por más que el señor Cremades se comportara como si tal cosa

 

http://valentinalujan.eu/cuazulesimag/69imag.pdf

Eran poco más de las nueve y media...

 

 

Haciendo bailar su sandalia...

 

Jugadores llegados a la casilla 63

 

Pero lo que pregunta en realidad...

Que evidentemente habrá llegado hasta...

 

Lo que verdaderamente me importaba...

No podía imaginar...

 

Z1 para 1

Una muy severa reprimenda

 

http://valentinalujan.eu/C/conversfaceb.pdf

Que resultó no resultar porque resultó...

 

Marquito z1

Quefueparaella

 

Nota de las palabras para crónica

 

 

 

  

 

 

 

A Varela 5 

Mi madre iba entonces al armario y, de entre las  sábanas mezcladas con las toallas y los jerséis, sacaba un  cartón redondo que llevaba dibujada en el centro una  especie de estrella de tres puntas; esas tres puntas se  prolongaban para separar en tres grupos las veintisiete  letras del alfabeto que bordeaban aquel cartón que en  casa se conocía como el disco. El disco ― que no era  ninguna chapuza casera hecha con muy buena voluntad sino de imprenta...

Encarnación Corcuera

Fuese a tomárselo a mal bien porque fuera persona retraída, de esas de las que se  sabe muy poco de ellas y cabe suponerles tanto una llaneza  rayana en lo simple como una susceptibilidad lindante con la  paranoia1, o mejor (si es que todo estaba funcionando bien y  cumpliendo cada cual correctamente su tarea) porque fuese  tan desmemoriada o tan voluble o tan irresponsable o poco  aplicada que le pudiera dar igual; posibilidades...

La tía viuda de las de Vinuesa sorprendió a la Loli cuando estaba sentada frente al tocador  poniéndose la gargantilla con el camafeo  ribeteado de brillantitos mirándola,  impasible, desde su antifaz que para ser lo  que era la Loli que era al revés pero nos hemos vuelto a  equivocar, maldita sea, pero las del Santa María nunca hacemos  tachones1, le pareció poco aparatoso pero,  entendiendo que se dijera lo que se dijese de ella podía andar...

Mantenerse sin tener que recurrir a su madre, la de ella, viuda para entonces del pederasta  y heredera de la no pequeña fortuna que dejase al morir  un tío paterno al que ella, la madre, no había conocido  jamás porque se había marchado a Sudamérica cuando  ella era apenas una niña; y allí se había casado y tenido  hijos que, desafortunadamente, habían fallecido todos,  junto con la esposa, en un terremoto y por eso el tío al  morir se lo...

Identificador 

Retrato de una señora de mediana edad.

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/271-272.pdf

A Varela 11

Foto de invierno 168

Adonde copia 3 xps  

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/quinta/Aquella_cara_3.pdf

Es quizás la última vez que te lo digo  porque la del tercero, el uno, se mudó a casa de la hija y ahora vive lejos y está según dicen muy mal de las piernas de modo que es posible que, un día por otro y tan integrada como estaba, con su silla, en el descansillo, vaya posponiendo el volver y, la otra, la de al lado que enviudó, tan puerta con puerta que se podía haber hecho cargo sin grandes trasiegos de su...

Horario

Una jugada

Foto de Gali y Matías 201

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Que_parece_tambien_carta.pdf 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/once/bienv.pdf

Una de esas temporadas malas en las que todo son  problemas; con el marido, el novio, los hijos, el padre o la  madre que lo pariera a uno, o a una, ella... ¡la Virgen¡ — diría — o el amante, o dinero, qué importa y no una noche, además,  de viernes ni tarde de domingo donde por matar la soledá o la  angustia todo vale. No; una noche cualquiera o una tarde de  tantas cuando te lo estas quitando de dormir o de... 

http://valentina-lujan.es/doc/Foto%20de%20la%20gota%20que%201.pdf

Dibujos y manchas 2

Buscábamos algo y en nuestro desordenado arganear por cajones y altillos y rincones, y cajas de galletas y zapatos de esas que se almacenan conteniendo junto a la corporeidad del objeto guardado el secreto insondable de un “para qué” inequívoco que el tiempo ha ido borrando sin piedad y sin ira toparon nuestros dedos con las cuentas de un rosario de nombres y de rostros desgranados, tan jóvenes que pero quién...

Foto de invierno 165  

 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Como_llegar.pdf

Biela para cigüeñal de motor de combustión que era lo que por respeto a la tradición se daba por sentado según el  entender de Ernestina que iría a buscar Sergio Escalante siempre que se  presentara la ocasión propicia en que, de forma reiterativa salvo cuando por  alguna circunstancia excepcional que hacía invariablemente murmurar a la  madre “mírale; llego a pensar a veces que lo hace por mortificarme”  consultase a escondidas sus apuntes, él no repararía... 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Architres/Arch4/Cumpleanos_de_s_morse.pdf

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Este_si_recoleto_2_con_nota_y_coment.pdf

Google en morse

Resultó ser mudo sin, a mi juicio, ninguna necesidad habida cuenta de que el meollo de la cuestión que me llevó aquella tarde a aquella casa estaba a años luz de tener nada, absolutamente nada que ver con la mudez de ningún anciano venerable cuya única misión en mi mundo consistía en enseñarme a hacer barcos, o aviones, o pajaritas de papel. Pero lo era. Lo era y yo no iba a poder, ya en mi despacho del ministerio a la mañana siguiente y por más...

Agudeza visual

¿Quiénes somos?

Dibujos y manchas 12

Foto de habitación decorada con fotos 

Posavasos 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/Otra_foto_en_negativo_sin_enlace.pdf

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/sexta/Victorianito.pdf

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Foto_de_la_memoria_de_las_nubes_pag._189.pdf

 

Ernestina mundo 3

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Ernestina_en_el_mundo_de_los_dragones_los_grifos_y_los_monstruos.pdf 

Los curas de Oquendo Cualquiera pensará así al pronto que se trata de  sacerdotes con tonsura, y alzacuello y sotana, deambulando libro  de horas en ristre por los senderos alfombrados de hojas  amarillentas o rojizas del jardín recoleto que circunda una  pequeña iglesia, o grande, de vidrieras ojivales y muros de sillería  grisácea en los que el tiempo ha ido depositando un mucho de  mugre y un poco de pátina.  Pero, no.  Son franciscanos que aborrecen con f...

Un tal Estanislao Gargayo de la Frijolera que, se rumoreaba, no había existido nunca  fuera de la tarjeta de visita pegada, por ella personalmente la  mañana misma en que llegase y con sus propios dedos  enguantados en cabritilla beige a juego con un bolso y tres maletas,  al buzón desde donde precedido de un Vda. de, imaginaba ella,  Bernardina…― así, a secas, reiteraba inasequible al desaliento la  señori...

Foto de un ala de ángel pag. 183

A nadie se le hubiera debido pasar por la cabeza Pero se les pasó. ¿Por la cabeza? – ¡Y por dónde iba a ser sino por… ― la de Gargayo,  que parece que se va soltando pero, aparte de que con los  idiomas en general y el francés en particular aún no se  atreve, ciertas expresiones nunca fueron lo suyo ―: una historia tan hasta tal punto estrafalaria! ¿A quién? –Ah, pues mire usted, yo ―

http://valentina-lujan.es/C/comoensituacion.pdf

Una vez que doña Anselma, cuando después de  haber permanecido con los ojos entornados marcando lentos  círculos adelante con el índice derecho en el aire los abriera, dijese «muy bien, Camila; ¡muy bien cerrada esa  interrogación!»  y hubiese esbozado una sonrisa dejando  caer las manos ya sobre el alféizar ya sobre la partitura del  concierto para piano suspirando y diciendo  «sí; número 2 de  Rachmaninov, para ser exactos», la prima Práxedes d...

Que piense algo. Que tiempo de sobra tendré por las mañanas, en  el ministerio, sin otra cosa que me pueda distraer mas  que “tus aburridos expedientes” – dice ―, de discurrir una  situación mediante la que “tanto si te quieres mantener  en la idea de que discutamos por una cuestión tan baladí  como lo es el que tú sostengas que nuestra protagonista  es una mujer sencilla que ataviada con su delantal y sus  guantes de fregar alza...

– ¿Otro rifirrafe? ― Pregunta, apartando los ojos  de la lectura para mirarme. – Bueno… Es una posibilidad que puede  mantenerse ahí, como en reserva, ¿no te parece? – Si es eso lo que quieres ― hablaba en tono  triste, ahora ―, sea. Pero… – No te gusta. No dice que sí ni que no sino, en tono triste,  “pensé que...

No dijo tanto como en situación no sustancialmente diferente sino bastante  igual o por lo menos parecida largase Remedios de la Cortina  por aquella boca suya sino que, muy por el contrario, se saltó  sin pestañear toda la parte del laboratorio y, de rechazo, las  peladuras de patata, las moscas muertas, las cagarrutas  frescas y, que fue lo más difícil de solucionar, el trocito de  gasa impregnado...

Dibujos y manchas 1

― ¿“Cualquier cosa”, ha dicho?  La señorita Alejandra se tomaba a veces la licencia  de no saber si le iba a merecer la pena manifestarse,  abiertamente, y expresar su desacuerdo más rotundo o si,  por el contrario, sería más prudente el echar mano de alguna  otra discrepancia menos categórica y manifestarse ― sí ―,  abiertamente ― también ―; mostrarse y dejarse ver y oír y a lo  mejor hasta tocar… o, bueno...

Un tipo con más recursos y más seguro de sí mismo de lo que yo era; más capaz de con sus propios medios y valiéndose tan sólo de sus dotes de improvisación saber idear, maquinar una treta o ardid mediante el cual hacer prosperar y llevar a buen puerto su propósito — “mi propósito”, en realidad — de zanjar un asunto tan engorroso de la manera más limpia posible y presentarse tan fresco ante su amigo...…

Foto ala 185

http://valentina-lujan.es/doc/Deszaptel.pdf

Foto de mujer harta y delgada  

Dibujos y manchas 11

Mira, otra vez 

 

 

 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/en_el_que_tantas_tardes_Ciriaquito.pdf

A Varela 1

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/quinta/Deszaptel.pdf 

En palabras de Purificación, “cagarla” dijo con voz temblorosa al principio pero resuelta a terminar  con lo que estaba ante el hecho que se le empezaba a antojar  inminente de que la señorita en cualquier momento se le  encarase y ¡basta ya de encogimientos de hombros y evasivas;  quiero imaginación y un mínimo de arrojo! Y que Albertina habría dicho que Pascual había  dicho, seguro, «de cualquier forma a Pascual hay que  sacarlo»...

Ernestina mundo 5

 

 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/ocho/Versmotedos.pdf

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Cuatro.pdf

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Foto_de_la_memoria_de_las_nubes_pag._198.pdf

Encrespada a su manera muy distinta, desde luego, de los modos en que se ponían  fuera de sí Felipe el segundo o la misma Susanita cuando el  abuelo se embalaba cantando ― entiéndase en sentido  metafórico y sin acompañamiento de tubas ni clarinetes ni  dulzainas pero sí con aquella brillantez tan árida y tan suya  ― los defectos que adornaban a… él acostumbraba decir...

A Varela 3

En la pared de la derecha había otro tapiz,distinto, con un río y unos hombres a  caballo y perros; yo siempre pensaba una cacería aunque, como dentro de  los límites de la tela no aparecía ninguna escena cruel ni había animal muerto  y las trompetas que llevaban los hombres no se oían, la sensación al  contemplarlo resultaba bastante placentera, solitaria y silenciosa, y tal vez  por eso...

Que lo escribí así, en rojo, adrede, para al manejar los papeles recordar que no quería correr más riesgos, ni cometer nuevas imprudencias, ni que nadie me  pusiera la cara colorada ni una sola vez más; pero volví, a  pesar de todas mis precauciones, a sentirme frustrado  porque, contra lo que yo tenía previsto y planeado, él no  me mira con cara de no comprender, ni protesta...

Pero, lo que pregunta en realidad, es: – ¿Así que eso es todo? – Bueno ― contesto ―, naturalmente tengo…  bueno, mira, ya lo has visto (y le enseño la página en que  he hecho las anotaciones en rojo indicándole, con el  bolígrafo, la palabra “Desarrollar”); pero creo que entre lo  de mi madre, y lo de tu novia, y lo de la señora de la  limpieza y unas cuantas...

Foto de un ala de ángel pag. 178

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Architres/Dlpquie1.pdf

Porque empecé así de eufórica y de hospitalaria y dando besos y abrazos a todo el mundo y en tono muy cordial y muy festivo pensando que qué alegría y que todo iba a ser estupendo y una experiencia maravillosa que cambiaría mi vida; pero cuando me he encontrado con gente tan desagradable y entrometida como mucha de la que transita por donde nadie le manda haciendo mangas y capirotes a su antojo — véase la Cuqui y la de enredos que lió — me he desanimado bastant...

Foto de páginas en blanco pag 124

Foto de Gali y Matías pag 203

ASÍ NOS ENCONTRARÁ que al cabo de mucho cavilar me decido a mostrarle, aunque  ni en su versión original ni en la esperanza de que le vaya a  estas alturas a servir ya para nada. Para nada porque tanto si nos hallamos ― es decir: se halla  usted ― ante el supuesto uno como ante el dos de los que se  consideran más abajo, nosotros ― es decir: yo ― no estamos  en el mismo sitio, a lo mejor; o estamos...

Dibujos y manchas 9 

Me digo yo pensando porque yo pienso mucho aunque de manera muy  desordenada sobre todo por las noches ― el  “mucho”, claro; para el desorden me apaño  bastante bien aun en la tarde o la mañana ―, con  tranquilidad, cuando con el ánimo festivo si el  gaterío anda en orden y sin daño o sombrío si he  encontrado que alguno está herido o enfermo o  medio...

Dije te mataré

A Varela 4

 

Foto de Gali y Matías 206

 

Foto de páginas en blanco pag 130

 

 

Se quedó ahí sentada esperando un ratito corto primero y más largo a medida que iba cayendo  la oscuridad y avanzando una noche que, por alguna razón  incomprensible pero sin la menor duda de enorme peso, no terminaba de  cerrarse del todo por más que los técnicos repasaron resortes, y  desmontaron y volvieron a montar cerraduras, y sellaron orificios y  grietas y antiquísimos conductos que, si estaban ahí, pues por algo sería,  sí, pero que aspasen al que...

 

Dibujos y manchas 4 

Una mano de almirez en el caso de doña Loreto o, ante la evidencia de que cebollas  no tenía, una ramita de perejil par aliñar con un diente de  ajito bien picado unas patatas aunque, y en última instancia,  no fueran revolconas y, menos, con aquella cabeza la suya  tan siempre tan sin poder evitarlo en otra parte y, el vaso — que dónde aquella tan amable pero tan entrometida lo  pondría, ni quién le había...

 

En mi denodado afán por evitar que se me infiltre en el blog algún/a famoso/a  he tenido la brillante idea ― ah, por si hubiese algún/a lector/a nuevo/a, visitar  normas de este blog para saber de qué hablo ― de hacer rellenar un formulario a  cada nuevo/a aspirante a colaborador/a. Es uno de esos formularios en los que pone los campos marcados con * son  obligatorios y, ahí, donde los asteriscos, exijo que se ponga la dirección y,  naturalmente...


Entrada blog enmienda

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Foto_de_la_memoria_de_las_nubes_pag._193.pdf

Foto de Gali y Matías pag. 200

Los pichones del bodegón que, para ser exactos, eran perdices; si bien en puridad no  fueron propiamente unas aves u otras las que determinaron  que Diorante no fuese ya nunca más tomado en serio sino la  circunstancia, meramente anecdótica y que habría pasado  inadvertida, sin levantar ampollas, en otro momento  cualquiera en que los ánimos no hubieran estado tan tensos  por causa de aquel intempestivo capricho de la prima Juliana  aquella tarde de domingo del fútbol...

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/once/telasdearacuatro.pdf

Que a veces nos pasa y por algo tan  insignificante como aquella vez que dijo que nací en 1958,  en la madrugada del domingo 14 de diciembre. Que no es que fuese propiamente lo que me  molestó puesto que yo misma me había quitado tres años  cuando nos conocimos; aunque el dato pudiera resultar, y  resultó, bastante irrelevante porque él jamás se fijó mucho;  no llevó la cuenta ni reparó en una...

Y Gema decía que esa era una forma ni peor ni mejor de hacer las cosas, pero que... Y aunque Pascual habría dicho, seguro, de cualquier forma a Pascual hay que sacarlo yo me volvía a callar. Y esta vez era una tía Claudia la que decía...  

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/quinta/Tengo_a_veces_2.pdf

…estas páginas, y  sobre todo las  cuatro siguientes,  no tienen menos  aspecto de ser tan  privadas como las  que tan presurosa y  tiquismiquis se ha  apresurado a  abandonar… 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/quinta/Foto_pagina_enlace_oculto.pdf

Aquellos hoyuelos que se le marcaban y que “hubiera sido una verdadera gloria el sólo verlos si no fuera por”, decía algún viejo que, de inmediato, era amonestado por cualquier otro más precavido que advertía sobresaltado de que “ a esa tal Gloria” y por mucho que lo fuese mejor ni mentarla. 

La miel o las nueces que les añadía porque la tía Nines, lo habrá comprendido todo el  mundo, era gordita… por decirlo suave. Pero nadie piense  que era una de esas gordas despachurradas y destartaladas y  sebosas. No. La tía Nines era una verdadera monería de  gorda; sí, con su cinturita bien marcada, y sus tobillos finos y  sus tacones de aguja; con sus t… su busto firme y muy bien  colocado y sus manos tan finas y aquella boca...

Nota a página 90623

Aunque todo el mundo pensara en él se acabó desoyendo el clamor de tantas voces  pronunciándose a favor de que sí, de que fuese Diorante  el  guapo, para terminar por decantarse por un chico mucho  más bajito y con granos pero con magníficas  referencias y un  expediente del todo brillante que, después de dar muchas  largas negándose a ponerse al teléfono o alegando excusas  tan peregrinas como para hacer sospechar hasta a la  pazguata de…

Todo cuanto había ido diciendo la vecina. Con la dificultad añadida, además, de que al  tratarse definitivamente de la de abajo (y no de la de al  lado que, por cierto, había sido hasta hacía no más de un  par de años una señora poco agraciada y un tanto  taciturna pero ―de un tiempo a esta parte‖― me explicó la  señora de Ramírez madre en voz baja y tono recatado ―  venía siendo un señor algo...

Una caja que me fascinaba; no por sí misma ―  sólo era una cajita metálica de color verde, rectangular y  muy plana, como para dos capas de cigarrillos que debió  de caber bastantes porque tenía unos veinte centímetros  de larga ― sino porque en nuestro ambiente de costumbres  sobrias y sin más conocidos que...

«a ver cuando me hace usté unas poquitas» Porque la tía Nines era gordita… por  decirlo suave, o por lo menos con la suavidad  que lo decía el abuelo Apolonio, que la  adoraba.  Pero se la adorase o no ― que como es  natural tenía también sus detractores ― en lo  que...

No merece la pena pulsal porque el archivo no se conserva. Se conserva el enlace sólo para que no salga eso tan antipático de que internet no puede mostrar la página

Caminos más convencionales que fue, para ponerlas más difíciles por si no lo estaban ya bastante, exactamente lo que hice retrocediendo, regresando ― mientras el señor Ramírez tomaba la merienda que su esposa le sirvió2 en una bandejita ─ al Cofee & Shop de mis desdichas y tan infausto recuerdo donde creí, me pareció, verla con sus botas con vueltas de piel dejando, para ocasión más favorable que a saber (tan caprichosos como se muestran a veces los...

La casa pequeña Porque había también la casa grande. Eran las dos del mismo estilo, del que tenían antes ciertas casas señoriales que sin pertenecer propiamente a ninguno arquitectónico sí llevaban todas, o al menos en su memoria es así, el sello de un cierto señorío en sus muros sólidos, de ladrillo rojo sentado y oscurecido por el tiempo. Estaban una a cada lado de la calle Duque de Sevilla, la grande en el número 14, lo recuerda bien porq...

Los folios han resultado ser cuatro que, aunque no sea lo que se pudiera llamar para tirar  cohetes propiamente, tampoco ― le diría llegado el caso ―  está tan mal considerando que los escribí en un rato de  nada como quien dice mientras llegabas, tú ― y  perdóname que te hable con tanta rudeza pero si no  tienes novia no vas, como es natural, con ella a ninguna  parte ni dices estando con ella nada de nada ― nunca  pudiste...

Sánchez

Muy mal, por cierto, pero, como luego explicase el señor Ramírez, era comprensible y había que disculparme porque, argumentó, cuando uno se obceca y se empeña y se empecina en dar por bueno (“o por malo, en este caso”, quiso puntualizar pero, ya digo, al mocoso se le daban las pajaritas de perlas pero en lectura iba muy retrasado) que aquello que uno piensa es como lo está viendo o viceversa se ve expuesto a, aun sin quererlo ni desearlo...

 Dibujos y manchas 3

Marca de agua xps (descarga)

Había que estar de acuerdo y no por imposición del abuelo ― que era en realidad bisabuelo, el  único que nos quedaba y, por tanto, el patriarca de la familia al  que la mismísima Genoveva respetaba1 hasta el extremo de no  haber osado jamás arrinconarlo o reducirlo a la condición de  cartulina amarillenta enmarcada y colocada luego, junto a un  florerito, sobre la tapa del piano o sobre la mesita del teléfono ― sino porque la propia...

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/sexta/Vea_fals.pdf

Los folios han resultado ser cuatro -Siempre te pasa. »Cuando te atascas es lo que haces.  »En lugar de reconocer honestamente y asumiendo tu incompetencia que te has atascado y aceptarlo, eso es lo que haces: seguir. »Seguir a la buena de Dios y sin rumbo ni norte en la esperanza de que, a la palabra siguiente, o dos renglones más abajo, te venga la inspiración maravillosa… » ¿Pero y si no te viene?  »Que en infinidad de ocasiones no... 

En la caja del microondas Porque la página que usted ve en la actualidad es  una especie de puzzle que he procurado armar lo mejor que  he podido a partir de los papeles que aparecieron en el lugar  que debería estar ocupando el pequeño electrodoméstico con  el que no pude calentar unos canelones de los que ― creo que  en alguna otra parte lo he mencionado ― no quiero nunca  más volver a hablar. Y eso, fíjese, que no puedo quejarme...

 Foto de habitación con gato y princesa

Ni tan aficionada a la repostería, habría yo actuado con acierto descartando  un ardid tan inconsistente como lo del bizcocho y evitado  de paso y por puro azar, sin en realidad estármelo  proponiendo — pero las “cosas de la vida son así y,  cuando se actúa rectamente1 y de forma natural y sin  dobleces, sin tratar de engañar ni confundir, Dios te  recompensa con creces” —, el hacer concebir a una mujer  sencilla y de su casa...

La chica de las botitas. Que tenía que seguir llamándola así porque ese  era el único detalle que era capaz de recordar de toda su  persona; eso y el paraguas — pero el paraguas era de esos  tipo Burberry, de cuadros que resultan todos iguales — y,  pero muy vagamente, cómo daba un beso en la mejilla a  aquel hombre bien plantado del traje azul...

Puesto que estamos en el "Inicio" entiendo que lo primero que  debo hacer es mostrar el aspecto original de esta página, el  que se supone o supongo yo al menos que tuvo que tener  algún día y seguiría ofreciendo casi idéntico si no hubiera  desaparecido, por un lado, y, por otro, si yo no hubiese  llegado...

Dibujos y manchas 14

Sin acertar, por cierto y de un humor horrible ― me sentí inclinado a imaginar a  la vista de cómo entraba por la puerta sin besar a los  niños, ni decir buenas tardes, y dando sí un portazo con  los cabellos chorreantes y gruñendo “¡asco de lluvia¡” ―, a  reconocer ni la estancia que debería serle tan familiar  como la palma de su mano o como el par de adorables  querubines a los que miró con extrañeza... 

Responder a la pregunta de “¿quiénes somos?” no  parece, en un principio, que pueda resultar problemático; no tiene  uno, o una, o un hatajo, más que llegar y decir pues yo o nosotros o  nosotras somos Fulanito de Tal, o Perenganita de Cual, o estos/as  o los/as  otros/as o los/as de más allá e hijos/as, todos/as y cada  uno/a, de nuestros/as respectivos/as padres/as...  No, mira, ahí nos hemos equivocado; pero lo...

La diéresis de los aguacates

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/sexta/telasdearauno.pdf

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Architres/Arch4/pageid_5364_320_sitewww_valentinalujan_es_-_Buscar_con_Google.pdf

Señorita Berta o Florence o Alejandra o Benilde dependiendo de a quien  tocara el turno porque os pasa – decía doña Uli i – igual que  con el sobrino del guarnicionero que cada una tenéis que  venir con el vuestro y así pasaba lo que pasaba…


http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Architres/Arch4/pageid_5364_320_sitewww_valentinalujan_es_-_Buscar_con_Google.xps

Foto de Gali y Matías 207

Jugando

Tenía que haber otros lugares, pensaba,  en alguna parte. Otros lugares y otras  palabras y otros timbres de otras voces y  otros colores de otros otoños y de otros  veranos con otros olores y otro vientecillo  agitando otras ramas de otros árboles  bordeando cualquier otra glorieta de este  mundo alfombrada de otro césped en  otras mañanas de otras primaveras  diferentes; y otros copos de otra nieves  cayendo despacio, blandos, en otras  tantas mañanas de otros tantos inviernos...

Una memoria buenísima como viene tan de forma del todo demostrable y seguida paso por paso a  resultar plausible gracias — y debo reconocérselo — a su razonamiento,  sí; y no elevaré, por tanto y en lo tocante a este particular en concreto la  menor queja ni ante ninguna instancia competente contra ella; pero, es  tan desordenada… o tan ansiosa… Echa mano indiscriminadamente y con diligencia tan prodigiosa de todo  aquello que yo...

Alicia no se sabía contestar pero le gustaba, de todos modos y aunque fuese a  tontas y a locas ― o tal vez sólo precisamente por  eso ―, como total no iba a enterarse nadie,  responderse que no. « ¡No podrá!», se decía. ¿Por qué? Pues por el mero capricho de llevar la  contraria a su propia hermana que tenía aquella  antipática manía de, siempre que le planteaba  alguna de sus cuitas, decirle, indefectiblemente...

 

  Tristes recuerdos de los que hasta la fecha no había hecho partícipe a nadie — no por no darlos a conocer puesto que, como la que se  había comportado de forma sumamente reprobable había  sido su nuera y no su hijo, que era una bellísima persona  y muy trabajador y muy buen hijo pendiente siempre de  su madre, ella no tenía nada que ocultar ni de qué  avergonzarse sino por evitar que la niña, su nieta, fuese  mirada con conmiseración...

 

conversación con Lola 

No rectificó, sin embargo; ni avanzó en el tiempo ni retrocedió hasta el lugar en el que sin saber cómo ni por qué se encontraba, sola como siempre y cercada por la sensación de inutilidad que acompaña invariablemente a la realización de todos sus actos. Tenía entonces – eso sí lo sé recordar (dice) aunque todo lo demás puede que no lo haya ni pensado – la mente enteramente despejada y

Marilo

Pensé que estaba contento Pero cuando muy pocos días después volvimos a vernos lo encontré deprimido. – ¿Qué te pasa? ― le dije, cerrando la carpeta y dejándola a un lado. – Nada ― repuso ― ¿Qué quieres que me pase? – Nada… – ¡Pues a ver si es verdad! ― contestó, con un algo de sarcasmo y pidiendo “a ver esos malditos folios” que hoy, dijo, tengo poco tiempo que perder...

 

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Las_tres_hojas_siguientes.pdf

Idea original


Una confidencia de Afrodita 

Princesa fregando

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Geishas.pdf

Se comprendía pero sólo como alternativa  — y en páginas, como puede verse, sin  numerar pero, y también puede verse, con más notas al pie y al objeto de  que el texto resultase enriquecido y las explicaciones más completas — para el caso de que se otorgara credibilidad o se hiciera merced de alguna  de las prebendas 1 con que cabía dotar a semejante criatura y al objeto de  que se acogiera con agrado en su nueva familia a la del sexto (número 3)...

El manco un mutilado de guerra al que faltaba un  brazo ― por puro accidente, en honor a la  verdad o a la verdad que se sabía en el  barrio, y que no tenía nada que ver con  guerra ninguna aunque mi padre se  obstinara en sostener que sí, y de la  “nuestra”, además, razón por la que él...

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Mas_nuevos_archivos/archidos/Despacho.pdf 

Ernestina en un mundo de cristal 1

http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/Mas_archivos/Retrato_de_un_espejo_roto_pag._144.pdf

Foto de una jaula vacía 14

Carácter más bien desenfadado que fue motivo de numerosos y encarnizados enfrentamientos ― porque mientras sus detractores ponían peros alegando que la tinta que daba fe de la tal peculiaridad de su persona pudiera muy bien estar impregnada  del afecto con que sus simpatizantes y amigos la glosaban y ser por ello, aun sin intención alguna de entrar en polémica, de calidad harto dudosa...

 

Foto de una jaula vacía 16

Versaciones de un chupaplumas Capítulo primero

    Le llamo despacho porque tú dijiste que eso era un despacho; y aunque yo no tengo nada que despachar se quedó con ese nombre si bien, a decir verdad, se parece más a una leonera...


Foto de una jaula vacía 19

 

 

le prometo

Unos zapatos de tacón color pistacho que le había prestado por la mañana Sonia porque se  había presentado en la puerta, llorando, decía que no  sabía si porque no le (o no la) hubiesen operado bien del  todo o porque al estar todavía convaleciente no se le  hubieran asentado todas las hormonas y estuviera  teniendo él (o ella) una crisis de identidad; pero el caso  era que tenía que salir sin falta a hacer unas gestiones y  sentía...

Hay dos cosas que son claras y que no  ofrecen el menor resquicio a la duda.  Una de ellas — pongamos la segunda para  no pecar de ególatra — es que, pese a que pueda yo  estar un poquito loca, que bien pudiera ser, lo que no  soy es tonta.  Y, porque no soy tonta, entiendo  estupendamente que usted —y aquí nos encontramos  con la primera de las cosas claras de cuantas cosas  claras en este mundo pueda haber— no va a comprar  este librito a... 

Que retrocediendo conduce a es lo que quise creer entonces y  luego a y cuando quise reconocer honestamente y asumiendo y  luego a que fue, para poner las cosas más difíciles por si no lo  estaban tal y cual y luego a, bueno, aquí                  que desaparece para no volver a aparecer nunca más y, es más, aquí                            no es ya que no haya manecita, es que no hay enlace ninguno de...

 http://www.valentinalujan.es/mediapool/59/596209/data/sexta/enc.pdf

 

http://valentina-lujan.es/doc/Cuitas%20de%20un%20internauta.pdf

quehabiamosten

 

comparativa

 

 

Violeta se pusiera más histérica...

 

esqlab 42

 

comollegarnoalint

 

Confidencia de Encarnita

 

 

 

 

 

 

 

Para Sonia

Leonesa ella

 

Aquellos hoyuelos...

 

¿Quiere hacer el favor de no...

La respuesta version cero copia

 

Sinccréfane borrador

CUAZULES

 

Alguna vez se lo llegó a decir...

 

Lo primero que hicieron fue pelearse...

 

Exactamente aquí...

 

Dónde ibas

El Universo

Clic para ver en expansión

Top